DEUDA EXTERNA VENEZUELA 2010



VENEZUELA PRODUCE 3 MILLONES DE BARRILES AL DIA, SON 1,095 MILLONES AL
AÑO, POR DOCE SON 13 MILLONES DE BARRILES. PONGALE UD UN PRECIO
PROMEDIO, DESCARTE EL CONSUMO INTERNO Y ESO ES LO QUE SAQUEÓ LA
"REVOLUCIÓN" . ENCIMA TIENEN UNA DEUDA EXTERNA DESGARRANTE,
DEVALUACION DE LA MONEDA E INFLACION GALOPANTE. SI ENCIMA UD REVISA EL
ESTADO SOCIOECONOMICO DE LA NACION, LE DA NAUSEAS.
===========================================



BCV: Deuda externa subió a 68.884 millones de dólares en septiembre

CARACAS, 23 noviembre 2010 (AFP) - La deuda externa de Venezuela se
elevó al cierre del tercer trimestre de 2010 a 68.884 millones de
dólares, lo que equivale a un alza de 9,61% respecto al mismo periodo
del año anterior, según datos del Banco Central (BCV) consultados en
su página en internet este martes.

Según el BCV, al término de septiembre de 2009 las obligaciones
externas ascendían a 62.843 millones de dólares.

El alza corresponde "al mayor endeudamiento a través de las emisiones
de títulos del Gobierno y de (la petrolera estatal) PDVSA durante los
últimos cuatro trimestres, que en buena medida han sido negociados
internacionalmente (...) y al financiamiento de largo plazo contraído
con la República de China", informó el ente regulador.

Del total de la deuda externa, que incluye bonos y préstamos, 60.390
millones de dólares corresponden a compromisos del sector público y
8.494 millones de dólares a deuda privada.

En el tercer trimestre la deuda privada cayó 34,8%, respecto al mismo
periodo de 2009. En cambio, las obligaciones públicas crecieron 21,2%,
impulsadas por el grueso plan de colocaciones realizado por el
Ejecutivo y PDVSA.

En agosto, el gobierno lanzó una emisión de bonos por 3.000 millones
de dólares, y en abril firmó con China un acuerdo por el cual el
gigante asiático otorgará 20.000 millones de dólares para financiar
proyectos de desarrollo en Venezuela.

Además, PDVSA emitió 3.000 millones de dólares en bonos, y obtuvo un
préstamo por 1.500 millones de dólares de bancos de China y Portugal.

En Venezuela, donde rige un estricto control de cambio, las
colocaciones por parte del Estado de títulos pagados en divisas son
muy apetecibles y generan una elevada demanda.
.