CUANDO LA SERPIENTE TOMÓ LA PALABRA EN UNA LOGIA MASÓNICA.



CUANDO LA SERPIENTE TOMÓ LA PALABRA EN UNA LOGIA MASÓNICA.
En cierta ocasión, un hermano masón que hacia la limpieza de su
Logia, movió el Ara Sagrada y descubrió que justo debajo de ella
existía un agujero.
Debo descubrir qué es esto – se dijo para sí, sorprendido.
Cuando se agacho, vio que era un profundo agujero iluminado por una
extraña luz.
Debo descubrir que es esto y qué hay debajo – se dijo.
Tan pronto como se aproximo más, escuchó un silbido estruendoso y
una serpiente surgió del agujero. El hermano masón salto hacia atrás
alarmado. La serpiente era en verdad enorme y emanaba de ella una luz
violeta.
Ahora voy a matarte dijo la Serpiente, porque me has despertado.
Pero te ha liberado – dijo el hermano masón, ¿Cómo puedes pagarme
así? Matarme no sería lo mejor.
En primer lugar – dijo el reptil, moviste el Ara Sagrada para limpiar
el polvo acumulado debajo, no por ayudarme. ¿Cómo puedes decir de
pronto “te he ayudado”?
Cuando nos detenemos a reflexionar, siempre debemos tratar de
adoptar un comportamiento muy razonable – seguro tu veneno no me
matará, en cambio yo puedo tomarte entre mis manos y asfixiarte –
dijo con voz firme el hermano masón.
Tú recurres a la razón cuando piensas que invocarla conviene a tus
intereses – dijo la serpiente.
Si – dijo el hermano masón – fui estúpido al esperar un comportamiento
razonable por parte de una serpiente.
De una serpiente espera comportamiento de serpiente – dijo el reptil.
Para una serpiente, comportamiento de serpiente es lo razonable.
Ahora voy a matarte masón, o bien tu me mataras, no lo sé – añadió la
serpiente.
Pero haremos algo – dijo la serpiente. Nos daremos una oportunidad,
por años he escuchado lo que se dicen en las tenidas pero he
permanecido en silencio todo este tiempo. Creo que es tiempo de que
hable en una de ellas – puntualizo la serpiente.
El hermano masón aceptó y la serpiente se escondió justo dentro de la
columna “B” de bronce que es hueca.
Los demás hermanos masones comenzaron a llegar al Templo sin
sospechar lo que ocurría, sólo notaban el nerviosismo del hermano.
Justo al iniciar la tenida aparece la serpiente enroscándose sobre el
Ara Sagrada, la sorpresa de los hermanos fue enorme, y las espadas
apuntaron hacia ella. La serpiente se incorporó, y pidió ser
retejada, a lo que respondió debidamente, y así, se le dio plaza entre
los hermanos masones.
La serpiente a su momento, pidió la palabra la cual le fue concedida,
y fue conducida a la tribuna de la elocuencia, donde expuso que la
enemistad entre los Iniciados en los Augustos misterios y la Serpiente
nunca de hecho había existido, luego de forma magistral explicó como
la humanidad era arrastrada por las imaginaciones y las fantasías,
manteniendo al hombre en un estado parecido a la alucinación, del cual
le sería difícil pero no imposible escapar.
Terminada la tenida, la serpiente volvió a su lugar justo abajo del
Ara Sagrada, no sin antes prometer a los hermanos masones del
universo, enseñarles el modo de escapar de los estados inferiores de
consciencia. Y profetizando el fin de las religiones, las
universidades y los gobiernos profanos, sustituyéndoles por verdaderas
instituciones que ayudarían verdaderamente al ser humano- y agregó que
esto ocurriría cuando la humanidad se diera cuenta de que existe otra
verdad muy por encima de todo lo que conocemos.
Y desde ese entonces, si ponen atención en las tenidas se escuchará a
la serpiente susurrar a nuestros oídos esas frases de sabiduría.

http://groups.google.com/group/SECRETO-MASONICO
.