Se va, se va, se va Bush




Por: Roberto Malaver
Fecha de publicación: 16/11/08


DESDE CARACAS.- Se lleva las manos a la cabeza. Se tira el pelo hacia
adelante. Hacia atrás. Me mira. Mira a su alrededor como buscando un
escape. Buscando algo que le de la razón. Pero parece que no lo
encuentra. Cinthya Machado Zuloaga está desesperada. En apuros. Hay
cosas que no puede creer. Y dice:

- Paren a la oposición venezolana que yo me quiero bajar. Es una cosa
de locos. No piensan. El pensamiento se les produce en la boca.
Hablan. Y hablan. Y no recuerdan. Se les olvidó aquello de prohibido
olvidar. Y nuestros periodistas, esos que nos apoyan, esos que mi
amigo Alberto Federico Ravel puso allí en el Colegio Nacional de
Periodistas, esos están más perdidos y dan lástima con sus
declaraciones. En fin, que en la oposición no se le puede dar un voto
de confianza a nadie..

Suspira. Se lleva nuevamente las manos a la cabeza y se estremece el
pelo. Como buscando una idea que justifique la locura de la gente de
oposición. Viene el mesonero y no le puede ver la cara a Cinthya
porque tiene todo su pelo lanzado hacia adelante. Deja la botellita de
agua Evian y el café negro sobre la mesa y se marcha preocupado. Y
ella sigue diciendo:

- Me explico, amigo. Ocurre que todos ellos apostaban por Maccain.
Todos. Y estaban felices porque “ese sí nos va a invadir y nos va a
quitar de encima al macaco, al gorila, al zambo, al negro ese”. Y ganó
Obama. Y ahora, vienen y nos dicen 2qué bueno, porque ahora el macaco,
el gorila, va a tener que cambiar su lenguaje, porque este es un negro
educado, un negro decente, un negro que habla suavemente, no ofende,
no grita”. En fin, que esta gente, está loca. Y peor aún, alaban el
discurso de reconocimiento de MacCain. Dicen que ese es un caballero.
Miren cómo reconoció su derrota, con qué gallardía. En cambio este
zambo, este negro, este macaco nuestro no reconoce nada. Y se olvidan
de Manuel Rosales, en aquellas elecciones de 2006 cuando Teodoro tuvo
que reconocer primero que Rosales y por poco matan a Rosales. Y el
discurso de Rosales fue reconocer, pero no felicitó nunca a Chávez, no
le dijo más nada. Reconozco y punto. Esta oposición y nuestros
periodistas del colegio de Globovisión siguen repitiendo lo mismo.

Se detiene y descansa. Y se aguanta. Y yo la escucho. Está allí tan
Machado. Tan Zuloaga. Tan Cinthya. Tan millonaria. Y dice:

- Es que siguen creyendo que este pueblo, que ayer votaba por AD y por
Copei, sigue siendo el mismo. No saben que ahora este pueblo es otro.
En fin, que siempre dijeron se va, se va, se va, Chávez se va, y ahora
quien se va, se va, se va, es Bush, y ojalá que el 20 de enero de
2009, la oposición se vaya con él.
.