Re: Homenaje a CHEO GARCÍA autor de Pa´Maracaibo me voy



Guarachero de oro


La guaracha, según teoriza la musicóloga Lil Rodríguez, es ese
"género cubano surgido al calor de la trova tradicional o madre, de
las rumbas y del son. Asumió mucho de su picardía y permisividad, de
lo bufo español. Ella no es intimista. Es crónica, es colectiva, es
social, sirve para reír y para pasar de boca en boca la cotidianidad
del pueblo".

El más grande cultor de la guaracha fue el cubano Antonio Fernández,
Ñico Saquito, quien vivió largos años en Maracaibo, "Ese estilo de
'Cheo' deslumbró al país entero", asevera Rincón González.
"Su tesitura de tenor lírico era inconfundible, aunado a su manera
de ser. Esa formación marcó su vida como artista".

Romero, también "vecino de patio" de Gastón, el hijo varón de
"Cheo", esboza su ensayo sobre un género muy caribeño: "Los
cantantes de orquesta, y particularmente los guaracheros, tienen un
fundamento indispensable: deben transmitir el entusiasmo que
caracteriza un buen baile, deben encender el ánimo de las parejas,
incitarlas".

Y agrega: "Cuando él llegaba a la ciudad, siendo como era esa gran
estrella que todo el mundo conocía, porque nadie escapaba a sus
guarachas, se mezclaba con la gente, humilde y sencillo. Todo el mundo
quería contarle un chiste, a sabiendas de que él lo contaría más
adelante en cualquier fiesta elegante".

La gaita tampoco le era extraña. Aunque no era su género profesional,
nunca dudaba involucrarse en una buena parranda. Luis Adolfo Camacho,
"Pillopo", personaje protagónico del mundo gaitero, sostiene que
no fueron pocas las madrugadas en las que la orquesta terminaba
integrando los furros, las charrascas y la tambora, mientras 'Cheo'
improvisaba versos.

Esa pasión por la ciudad enque nació, lo trae de vuelta. Pa'
Maracaibo se viene, con un combo de estrellas, en caravana, ruta final
hacia el panteón. Una vez más se saldrá con la suya. A 12 años de
su muerte, nos pondrá a bailar a todos.

ORQUESTAS

1950 Comenzó con Enrique Manzano y, más tarde, con Garrido y sus
Solistas

1953 Con Chucho Sanoja llega por primera vez a Caracas y canta en Radio
Difusora Venezuela.

1956 Con Juanito Arteta, la trompeta de oro de América.

1959 Los peniques, de Carlos Beltrán, programa El show de Víctor
Saume.

1960 Inicia su trabajo con Billo Frómeta.

1981-1982 Los melódicos, de Renato Capriles

1983 La tremenda.

1990 La gran orquesta de Cheo y Memo

CANCIONES

ENTRE OTRAS: La vaca vieja, Toy contento, La flor del trabajo, La negra
Leonor, El caballo alazán, Pa' Maracaibo me voy, Santa Marta,
Barranquilla y Cartagena, Los cadetes, Canto a Caracas, Ariel, El
profesor Rui Rua, El Brujo, Si yo tuviera una novia.
================================================================================

MÚSICA. DIVERSIDAD DE ORQUESTAS Y AGRUPACIONES MARCARON UN HITO EN
ESTE GÉNERO
GUARACHA con acento zuliano

Las fiestas eran inigualables. ENTRE LOS ÉXITOS MÁS RECORDADOS ESTÁN
La saporrita, Ariel Y La comparsa.

willy quintero confía en que la juventud escuche las guarachas.
mantiene vivo su ímpetu por este ritmo popular. Recibió un
reconocimiento por su aporte artístco a la música colombiana.

EL súper combo los tropicales tiene 42 años de trayectoria musical.
Popularizaron los temas Masá masá, El baile de los mancos, Compadre
Polo y Mi tierra es así, entre muchos otros.

El año de 1960 es crucial en la carrera de Cheo García. se mantuvo
con Billo durante 21 años, la etapa más fructífera de la orquesta
Billo's Caracas Boys.

Cantantes y locutores recuerdan las fiestas guaracheras como lo mejor
de los años 60. Consideran a Cheo García como el mejor de Venezuela y
el mundo. "Las letras de esas canciones tenían contenido y
alegría", comentaron.

Milagros Palomares

El sonido del saxofón se confunde con los timbales, el piano y la
tumbadora. Es octubre de 1962. Un ambiente de alegría invade las
instalaciones del club Comercio de Maracaibo para celebrar la víspera
de la Virgen de Chiquinquirá.

Un grupo de ansiosos marabinos espera a las afueras del recinto social
para bailar hasta el amanecer con el contagiante ritmo de las
guarachas, ese ritmo musical que provino de Santiago de Cuba en la
década de los 60.

Son casi las 11:00 de la noche y la fiesta ya está por empezar. Los
integrantes de la orquesta Súper Combo Los Tropicales afinan los otros
instrumentos. La trompeta, el trombón y el clarinete retumban en el
escenario.

La cantante Martha Rey toma el micrófono y enciende el festejo con su
particular voz. Por más de dos horas entona canciones como Achichi
Pachi, El Sombrero, Acaríciame, Limón Limonero, El Vaquero y Río
Chicagua por mencionar algunas.

A sus 76 años, la intérprete popular recordó con especial agrado la
época en que hacía bailar a la gente hasta que el cuerpo aguantara.

"Había mucha armonía con el público, las fiestas eran especiales.
Las presentaciones las realizábamos totalmente en vivo. Cantamos en
todos los clubes y fuentes de soda de Maracaibo" rememora con
alegría.

Martha Rey valora la música como un aspecto fundamental en su vida.
Ella no ha dejado de cantar y actualmente interpreta temas en italiano,
brasileño, hebreo y francés. Este año cumple cinco décadas de
carrera artística y para celebrarlo trabaja en un nuevo repertorio
musical.

Otra de las mujeres que impactó en las parrandas guaracheras fue Doris
Salas, a juicio del locutor Víctor Prada Valles, quien refirió que
ella era una extraordinaria intérprete de las guarachas.

El conductor del programa El Show de la salsa y Mi Vieja Discoteca
resaltó el legado que dejó Cheo García, a quien lo calificó como el
mejor guarachero del país.

"También se puede mencionar a los hermanos Ender y Argenis Carruyo;
Trino Boscán, Luis Hernández, Joe Morales y Joe Urdaneta; que sin ser
guaracheros, dieron un giro importante dentro de esta música",
puntualizó Prada Valles.

El pionero

José Rafael García Añez, conocido popularmente como Cheo García,
constituye junto a Víctor Piñero, y el cubano-venezolano Manolo
Monterrey, las referencias fundamentales a la hora de hablar de la
guaracha en Venezuela.

Así lo considera el musicólogo José Orellán, quien comentó que por
su afinado timbre cautivó al público venezolano y extranjero.

"El año de 1960 fue crucial en la carrera de Cheo García por la
experiencia en el oficio y la picardía de sus guarachas, además de
estar familiarizado con el porro colombiano", redondeó el
especialista en música.

Y es que Cheo García cantó las guarachas como ninguno, hilvanándolas
a la perfección en los mosaicos junto a Felipe Pirela, luego con José
Luis Rodríguez, Memo Morales y Ely Méndez.

Durante 21 años se mantuvo con la orquesta Billo's Caracas Boys,
para popularizar temas como La vaca vieja, Toy contento, La flor del
trabajo, La negra leonor, El caballo alazán, Pa' Maracaibo me voy
(de su autoría), No hay quien le gane (al Magallanes), Tres perlas,
Los cadetes, Canto a Caracas, Ariel, El profesor rui rua, El brujo, Si
yo tuviera una novia, entre muchos éxitos.

Su colega de los escenarios, Willy Quintero -popular intérprete de
La Cumbiamberita y la Banda Borracha- se le llena la mente de las
reminiscencias de la época cuando evoca las fiestas guaracheras al
lado de Cheo García.

"Recuerdo que en una oportunidad Cheo cantó 26 veces La vaca vieja a
petición del público. Sin duda, él era el mejor guarachero del
mundo. Las letras de las guarachas eran poemas y tengo fe en que la
juventud de ahora escuche las guarachas", comentó emocionado
Quintero, quien ganó en diciembre de 2005 el premio Luna a la música
colombiana como mariscal internacional.

El Volcán de América, Argenis Carruyo, inició su carrera artística
en los predios guaracheros. Su vasta experiencia le permite comentar
con propiedad que las temáticas de las guarachas eran excelentes.

"Las letras tenían contenido y no eran como las de ahora que carecen
de significado. Guarachas como La saporrita, Ariel, La comparsa, Pa'
Maracaibo me voy, Indio tarona y Navidad en el cerro, entre tantas,
eran preciosas", asegura Carruyo para comprobar la aceptación del
público ante el contagiante ritmo popular.

El experimentado locutor zuliano Oscar García ilustra la efervescencia
inicial de la guaracha con simpáticas anécdotas.

"Al final de la década de los 50, las guarachas comenzaron a ganar
terreno en la zona de tolerancia de Maracaibo, cerca de la plaza de
toros. Allí, en un sitio llamado Los Catiritos, se presentaban grupos
de la talla de Súper Combo Los Tropicales, Los Masters y Los
Imperials".

Con aires de alegría, García recordó que la gente bailaba y
disfrutaba efusivamente. "Las fiestas era inigualables, sobre todo
por la portentosa voz de Cheo García, nacido en El Saladillo, y a
quien consideramos como el mejor guarachero del mundo".

HISTORIA

La Guaracha empieza a difundirse con las agrupaciones Casino de la
Playa y Rafael Muñoz, una cubana y otra puertoriqueña, las primeras
orquestas que llegaron con este sonido en Venezuela y luego el maestro
Billos.

ICONOS
Los Imperials, Los Masters, Los Blanco, Los Casino, Super Combo Los
Tropicales.

INTÉRPRETES
Cheo García, Memo Morales, Trino Boscán, Norman Villasmil, Joe
Urdaneta, Chico Carvajal, Rafa Rjas, Luis Hernández, entre otros.

.