Contra el trato policial delictivo



Contra el trato policial delictivo
Martes, 03 de Julio de 2012 00:42
Escrito por Veizant Boloy González

Cuba actualidad, Boyeros, La Habana, (PD) La credibilidad y confianza de los cubanos en los órganos de represión disminuye cada día. Resulta controvertido el actuar de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) junto al Departamento de Seguridad del Estado (DSE).

Cada vez que el DSE detiene ilegalmente a un ciudadano, la policía apoya, ya sea de forma activa o con una complicidad espantosa. De cualquier manera, es igual de reprochable.

La desconfianza viene dada porque los encargados de velar por el respeto a la legalidad y los derechos, aplican la ley sustentados en el poder de la fuerza. Este cuestionamiento es corroborado por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) liderada por Elizardo Sánchez. Su portavoz apuntó que hasta las últimas semanas han sido más de 2 400 los arrestos por parte del cuerpo policial y el DSE.

Con respecto a eso, tanto la constitución como la ley de procedimiento penal, en sus artículos 58 y 241, respectivamente, plantean que nadie puede ser detenido sino en los casos, con las formalidades y garantías que las leyes prescriben.

Según la ley, "al efectuarse la detención de alguna persona se extenderá de inmediato un acta en que se consignará la hora, fecha y motivo de la detención así como cualquier otro particular que resulte de interés. El acta será firmada por el actuante y el detenido".

"La policía o la autoridad que lo tenga a su disposición informará la detención y el lugar en que se halle el detenido, así como facilitará la comunicación entre ellos en los plazos y en la forma establecida en las correspondientes disposiciones".

La PNR difícilmente avisa a los familiares, o permite que el detenido realice una llamada. Otra modalidad es mentir sobre la estación policial a la cual el detenido ha sido trasladado.

Tampoco es justificable detener a una persona para entrevistarla, amenazarla y hacer preguntas sobre su vida personal y la de otros. Según la ley de trámites la autoridad o agente de la policía, solamente tiene la obligación de detener al acusado de algún delito, el que intente cometerlo o al delincuente in fraganti.

Un progreso que establece la ley es sin dudas enfrentar toda conducta ilegal como un acto punible. En su defecto, establece un régimen de sanciones en el Código Penal que responden a la gravedad de todo comportamiento delictivo, de esta manera los artículos 279.1 al 286.1 correspondientes a los Delitos Contra la Libertad Personal establecen sanciones para toda autoridad que sin facultad y fuera de las formalidades establecidas por ley prive de su libertad o derechos individuales a otra.

La práctica diaria es que esos uniformados pisotean cada día la Constitución que dicen defender. Y no lo hacen solo en contra de opositores y disidentes, sino de la población en general. Algún día serán responsables por sus actos.

Para Cuba actualidad: veizant@xxxxxxxxx

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/la-consulta/4493-contra-el-trato-policial-delictivo.html
.