En huelga de hambre condenado por red de prostitución infantil en Bayamo



En huelga de hambre condenado por red de prostitución infantil en Bayamo

Ramón Enrique Álvarez Sánchez, de 51 años, fue sentenciado en octubre de 2011 a 14 años de privación de libertad por el delito de “Complicidad de Corrupción de Menores”.

Ernesto Morales/ Especial para martinoticias.com 21 de diciembre de 2011

Uno de los condenados a prisión a raíz del escándalo de prostitución infantil desatado en Bayamo, Cuba, en mayo de 2010 tras la muerte de una niña de 12 años, se ha declarado en huelga de hambre y lleva hoy 16 días sin ingerir alimentos.

Ramón Enrique Álvarez Sánchez era dueño de una casa de renta para extranjeros en Bayamo, y fue detenido el 4 de agosto del 2010, presuntamente implicado en una red de prostitución infantil descubierta luego de la muerte de la menor Lilian Ramírez Sánchez, cuyo cadáver fue encontrado en mayo de 2010 en las afueras de la ciudad.

Álvarez Sánchez, de 51 años, fue sentenciado en octubre de 2011 a 14 años de privación de libertad por el delito de “Complicidad de Corrupción de Menores”. Como parte de la condena a Álvarez Sánchez le fueron decomisados sus bienes, que incluyen la casa con sus todas pertenencias, y el carro heredado por su familia.

Según Rosa Nelvia Álvarez y María Isabel Álvarez, hijas de Ramón Enrique Álvarez Sánchez, este necesitó ser hospitalizado el pasado día 17 de diciembre dentro de la prisión provincial “Las Mangas”, debido a problemas de presión baja luego de dos semanas sin alimentarse.

Los familiares de Álvarez Sánchez afirman que este había sido trasladado a una celda de aislamiento en los días previos a su hospitalización, para obligarlo a alimentarse.

El reclamo fundamental de Álvarez Sánchez es que su caso sea revisado por fiscales militares de Ciudad de la Habana, toda vez que según él “este caso posee irregularidades inaceptables, mentiras, y manipulaciones” sobre las que los instructores de la provincia de Granma han basado sus informes.

En un “Manifiesto” enviado por Álvarez Sánchez desde la Prisión Provincial de Granma “Las Mangas”, resalta como punto medular de su denuncia el hecho de que las niñas interrogadas tras la muerte de Lilian Ramírez afirmaran haber participado en orgías sexuales en una habitación de renta en el segundo piso de su casa, cuando las habitaciones dispuestas para la renta se encontraban todas en la primera planta.

En la segunda planta de su vivienda, según él, vive su hija María Isabel Álvarez con su esposo y su pequeña hija.

Además, Ramón Enrique Álvarez Sánchez refiere que otra de las implicadas en el caso, Yaína Cosett Pardo Muñoz (condenada a 22 años por asesinato y corrupción de menores) testificó en su contra bajo presión y tortura psicológica, según esta misma admitió de forma pública durante el juicio.

En su “Manifiesto”, Ramón Enrique Álvarez denuncia torturas, golpizas, permanencia en cuartos fríos, celdas de aislamiento, y demás métodos para obligarlo a él y a otros implicados a confesar delitos según él no cometidos.

En su relato, Álvarez Sánchez refiere que a otro sancionado por el caso, Leonel Milán Gamboa, alias “Pincho” (condenado a 25 años por asesinato y corrupción de menores) le pusieron en la misma celda a un supuesto recluso que lo agredía con un objeto punzante, y le decía que confesara o él mismo lo mataría porque era el tío de la niña muerta. Según Álvarez Sánchez, Milán Gamboa necesitó ser hospitalizado por una patada en los testículos que le propinaron los interrogadores.

Cortesía de Ernesto Morales

Otro de los reclamos de Ramón Enrique Álvarez es que le sean devueltos todos los bienes a su familia, en especial el Jeep, para el cual, según este, no existe nada que justifique su decomiso.

El juicio contra los nueve implicados en el caso (tres italianos y seis cubanos), se realizó a puertas cerradas entre los días 26 y 30 de septiembre de este año en la Escuela Profesional de Arte “Manuel Muñoz Cedeño”, situada en la periferia de la ciudad de Bayamo.

El cuerpo en descomposición de la niña de 12 años Lilian Ramírez Espinosa, fue hallado el 19 de mayo del 2010 en una zona rural en las afueras de Bayamo. La muerte de la menor en una orgía sexual con extranjeros y cubanos originó un escándalo local e internacional. En lo adelante se sucedieron numerosos arrestos como parte de un proceso investigativo que ha sido denunciado por numerosas irregularidades e inconsistencias.

Todos los detenidos por el caso fueron hallados culpables, sancionados a condenas de entre 30 y 10 años de privación de libertad, y sus viviendas y pertenencias fueron inmediatamente confiscadas.

http://www.martinoticias.com/noticias/En-Huelga-de-Hambre-uno-de-los-Condenados-por-Nina-Muerta-en-Bayamo-135993043.html
.



Relevant Pages