Hay socialismo para rato en Cuba: Alarcón



19 de marzo de 2008

Hay socialismo para rato en Cuba: Alarcón

Roxana González / enviada
El Financiero en línea

· El líder parlamentario rechaza el modelo de apertura comercial de Beijing
· Está en curso la simplificación del aparato oficial
· El Comandante, detrás de cualquier decisión política

La Habana, 18 de marzo.- En Cuba "hay socialismo cubano para rato",
porque el nuevo gobierno de Raúl Castro no hará nada que separe a los
cubanos del pensamiento revolucionario de Fidel, afirmó Ricardo Alarcón
Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

En entrevista con EL FINANCIERO, Alarcón indicó que "Fidel fue el
primero que planteó las dificultades y necesidades de perfeccionar esta
sociedad, y las rectificaciones van a continuar; ya no con él como
presidente, pero siempre tomaremos en cuenta su consideración".

Reconocido ampliamente por cumplir desde hace 15 años las tareas
diplomáticas de alta sensibilidad para la isla, como el litigio por la
devolución del balserito Elián González en el año 2000, el dirigente de
la ANPP reveló que está en marcha un proceso de reformas internas que
harán más eficientes a las instituciones cubanas, las cuales todavía
tardarán por lo menos un año.

"Un consejo", recomendó Alarcón Quesada, no les hagan mucho caso a lo
que dicen los precandidatos o candidatos de Estados Unidos, "porque
tenemos alguna experiencia de lidiar con candidatos y presidentes que
han tratado de destruirnos".

Además, afirmó que los cubanos "nos vamos a quedar aquí en la entrada
del Golfo de México y el Caribe, tratando que nuestra sociedad se
perfeccione, avance en la línea del socialismo, basado en la solidaridad
humana, según nuestras ideas políticas".

Trascendencia

Calificó de "momento de mucha importancia histórica" la elección de Raúl
Castro como nuevo presidente del Consejo de Estado.

Como lo dijera a la cadena Telesur, el jefe de la Asamblea Nacional
consideró que esa elección es un "mensaje de unidad muy sólida entre los
revolucionarios y patriotas, así como entre las generaciones que están
activas en nuestro país". La designación de Raúl Castro, aseveró, fue
una decisión "muy clara", porque de esta manera se desafía "a quienes
han dicho que no podía ser así", y agregó que es una muestra de que Cuba
entra en una nueva etapa cargada de retos y desafíos, pero también
cuenta con "muchas ventajas para defender el proyecto socialista".

Resaltó que la "elección se dio mediante un sistema de consultas de
varios meses que involucra a toda la población".

El presidente la ANPP explicó que al asumir su cargo, Raúl Castro, en su
discurso, puso énfasis en la necesidad de fortalecer la
institucionalidad y pidió un margen de tiempo, aproximadamente de un
año, para presentar ante la Asamblea Nacional el nuevo Consejo de Ministros.

"No es solamente anunciar nombres de personas, sino que propuso
abocarnos a un proceso de reestructuración del aparato gubernamental,
sugiriendo que hay duplicidades, que se puede simplificar y reducir el
número de ministerios" detalló.

Trayectoria

Alarcón Quesada (La Habana, 21 de mayo de 1937) es doctor en filosofía y
letras, escritor y político. Desde 1993 es el presidente de la Asamblea
Nacional del Poder Popular de Cuba (ANPP), el máximo órgano legislativo
del país.

Ingresó en la Universidad de La Habana en 1954 e integró la candidatura
de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), participando en la
mayoría de los actos de protesta organizados por ese organismo. Fue
miembro de la Secretaría de Cultura de la FEU, de 1955 hasta 1956, y
colaborador del Directorio Revolucionario.

En 1955 se incorporó al Movimiento 26 de Julio y fue organizador del
Aparato Estudiantil de las Brigadas Juveniles de este movimiento
revolucionario.

Fue vicepresidente de la FEU en 1959 y presidente de esta organización
de 1961 a 1962. En 1962 fue designado director de América del Ministerio
de Relaciones Exteriores (Minrex).

De 1966 a 1978 fue embajador representante permanente de Cuba ante la
Organización de las Naciones Unidas (ONU); vicepresidente de la Asamblea
General de la ONU; presidente del Consejo de Administración del Programa
de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); vicepresidente del
Comité de Naciones Unidas sobre el Ejercicio de los Derechos
Inalienables del Pueblo Palestino.

En 1993 fue elegido presidente de la ANPP, cargo que aún desempeña, y ha
jugado un papel importante en la política cubana, tanto en el plano
nacional como en el internacional. (Con información de El Financiero/AYV)

http://www.cubanet.org/CNews/y08/mar08/19nter1.html

.