EL PRAGMATISMO DE UN DICTADOR



EL PRAGMATISMO DE UN DICTADOR
2007-07-29.
Osvaldo Alfonso Valdés, Ex Prisionero de Conciencia de la Causa de los 75 y Analista Político de Misceláneas de Cuba

A poco menos de un año de asumir el gobierno de Cuba tras la enfermedad de Fidel, Raúl Castro preside el acto por del 26 de julio, la celebración castrista más importante del año en Cuba. Como es lógico, los observadores internacionales, y sobre todo, los cubanos dentro y fuera de la isla, esperamos curiosos cuál serían los pronunciamientos del dictador sucesor. Algunos aún incluso estaban a la expectativa de si reaparecería el Comandante, lo que no hizo.

¿Y qué fue del discurso de Raúl Castro? Pues nada más que un ratificación de lo que muchos hemos venido afirmando: que el nuevo tirano no tiene ninguna voluntad de iniciar las transformaciones que realmente nuestro país necesita. Sus palabras, en gran medida repiten el eterno discurso. Raúl ratificó lo inamovible del sistema socialista, repitió los habituales ataques a Estados Unidos acusándolos de sus supuestos designios malignos hacia Cuba y cuando manifestó la disposición a dialogar con ese país, acotando que sin condiciones, lo que significa, que el Gobierno norteamericano debe reconocer a la dictadura sin que esta deje de violar los derechos humanos, lo hizo para dejar claro que de no ser así, estarían resistiendo otros 50 años más. Claramente que eso significa, mas allá de si sería posible o no, que sus pretensiones son, como decimos los cubanos, seguir en las mismas.

De nuevo las justificaciones de las carencias del pueblo cubano, con el embargo norteamericano, aunque no dejó de reconocer que en ciertos sectores, como la alimentación, son ineficientes. Raúl Castro, no dijo una palabra sobre los derechos humanos, más bien dejo claro la postura inmovilista que mantendrá su administración al afirmar, que no enviarán señales de ningún tipo a nadie, lo que se puede interpretar como que no debemos esperar que la situación de respeto a los derechos fundamentales de los cubanos mejore, al menos, como resultado de una política aperturista de su gobierno.

Su discurso, por otra parte, no carece de ambigüedades que más que todo, están dirigidas a confundir, y seguir alimentando engañosamente en algunos ingenuos las esperanzas de que algo pueda ser distinto bajo su mandato. De ahí la retórica, muy publicitada por la prensa extranjera, de que se harán los cambios estructurales en la economía que sean necesarios. Sin embargo, quedó claro que ante todo se refería a las inversiones extranjeras, dejando explicito que se reforzará el papel del estado en los negocios de las empresas mixtas. Nada tampoco de apertura para que los nacionales puedan tener iniciativa económica propia real, más bien criticó lo que considera efectos negativos de las tímidas reformas que se implementaron como consecuencia del Periodo Especial. O sea, que esos efectos negativos son que algunos compatriotas lograran independizarse económicamente del régimen.

Por supuesto, que no faltaron las promesas; esas nunca han faltado, forman parte de la naturaleza manipuladora y estafadora del régimen. Dice Raúl que hay que tener leche para todos, afirmación que mueve a risa, cuando se le escucha decirlo como algo que será una meta de la revolución después de 48 años. Y lo más increíble: ratificó la voluntad de construir el socialismo, también a casi medio siglo de haber comenzado a "construirlo".

¿Dónde está entonces el pragmatismo que no pocos le atribuyen a Raúl? ¿O qué tipo de pragmatismo es el que necesita Cuba de su gobernante? ¿El que le permita al régimen cambiar sólo aquello que le posibilite seguir existiendo sin que el pueblo realmente mejore sus condiciones de vida y alcance la libertad plena a la que tienen derecho como seres humanos? ¿Pragmatismo para prometer, o incluso darle a la gente un poco más de frijoles y leche y al mismo tiempo seguir pisoteando las libertades ciudadanas y encarcelando a los que se atreven a disentir? ¿Pragmatismo para "cambiar todo lo que deba ser cambiado" mientras el poder no peligre y la democracia siga sin llegar a la isla? En eso tal vez no deje de ser pragmático Raúl Castro, pero no es lo que los cubanos necesitan después de estos 48 oscuros años de totalitarismo.

La más realista y pragmática conclusión que se puede sacar del discurso del nuevo dictador, si se esperaron sus palabras para saber el rumbo que quiere dar a su administración, es que la lucha por la libertad y el cambio a la democracia debe seguir, y aquellos gobiernos que quieren contribuir solidariamente con esa causa de los cubanos deben mantener claro el mensaje al régimen de que sólo los pasos evidentes y transparentes encaminados al la transición democrática harán posible unas relaciones normales con el Gobierno de Cuba.

En nuestra isla la lucha de los demócratas sigue siendo el factor más importante para que un día llegue la libertad. Hacia ellos hay que redoblar el apoyo en todos los sentidos, para que su trabajo pacífico en pos de la democracia sea más efectivo. Sólo en la medida que dentro del país crezca y se fortalezca la posición y la disidencia, y el apoyo de las democracias a ellos sea cada vez más explícito, sólo entonces habrá más posibilidades de que la dictadura, sabiéndose incapaz, como lo sabe, de darle a nuestros compatriotas el bienestar al que todo pueblo aspira, y comprendiendo que no podrá seguir violando con impunidad los derechos humanos del pueblo, sólo entonces será mas probable que su política se encamine hacia el pragmatismo que realmente reclama las aspiraciones de libertad, democracia y prosperidad del pueblo de Cuba.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=10966
.



Relevant Pages

  • =?UTF-8?B?UmHDumwgQ2FzdHJvIHkgbGEgY29ycnVwY2nDs24=?=
    ... ¿Cree Raúl Castro que puede haber un Estado medularmente corrupto con funcionarios honrados que cometen delitos pero no lucran con ello? ... cinco empleados cubanos y 9 funcionarios del Gobierno. ... En Cuba, ya le habían obsequiado una piscina plástica y una parrilla. ...
    (soc.culture.cuba)
  • Con brigadas violentas Cuba =?ISO-8859-1?Q?consolid=F3_su_re?= =?ISO-8859-1?Q?voluci
    ... los colectivos cubanos mantienen la represión en la isla ... Cuba viene recurriendo con más frecuencia a sus grupos parapoliciales, ...
    (soc.culture.venezuela)
  • =?UTF-8?B?Q8OzbW8gc2UgbG9ncmEgZWwgY29uc2Vuc28gZW4gQ3ViYT8=?=
    ... Las causas que han promovido estallidos sociales en otros países, constituyen en Cuba hechos ... ¿Qué ha hecho diferentes a los cubanos? ... Por cerca de veinte años Cuba se mantuvo sin un ordenamiento constitucional que preservara los derechos fundamentales de sus ciudadanos y regulara las relaciones entre la sociedad y el Estado, ... Enfrentarse a las retorcidas ideas de Fidel Castro implicaba una traición a la Patria. ...
    (soc.culture.cuba)
  • Cuba no se abre
    ... Cuba no se abre ... Eso es lo que indica el informe "New Castro, same Cuba" de la organización Human Rights Watch. ... El Gobierno cubano recurrió a la figura de la "peligrosidad" para detener y silenciar a sus críticos "antes de que cometieran delito alguno", ... "Aquellos cubanos que se atreven a criticar al gobierno, viven con el constante temor de ser encarcelados en cualquier momento ...
    (soc.culture.cuba)
  • El informe de Cuba (nov 2007/mar 2008)
    ... El informe de Cuba ... El gobierno asegura que el pasado año un 40 por ciento de los ciudadanos cubanos comprendidos entre los 6 y 60 años usaron una computadora, lo que justamente contrasta con la ínfima penetración en la internet. ...
    (soc.culture.cuba)