Nacida con el triunfo de la revolución cubana, la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba es uno de los referentes indiscutibles de la lírica en el Caribe. A la pericia de unos intérpretes que han crecido en un país que destila ritmo y melodía en cada rincón, se suma el carácter abierto y dinámico de la agrupación, que ha acogido como invitados a los más prestigiosos directores de orquesta de Europa en sus más de cuatro décadas de historia. En la intensa segunda gira que protagonizan por tierras españolas, realizaron una parada en el V Festival de Verano de Benalmádena para rendir homenaje a Mozart en su 250.º aniversario.



La Orquesta Nacional de Cuba rinde homenaje a Mozart en Benalmádena

08 de Agosto, 2006


Nacida con el triunfo de la revolución cubana, la Orquesta Sinfónica
Nacional de Cuba es uno de los referentes indiscutibles de la lírica
en el Caribe. A la pericia de unos intérpretes que han crecido en un
país que destila ritmo y melodía en cada rincón, se suma el
carácter abierto y dinámico de la agrupación, que ha acogido como
invitados a los más prestigiosos directores de orquesta de Europa en
sus más de cuatro décadas de historia. En la intensa segunda gira que
protagonizan por tierras españolas, realizaron una parada en el V
Festival de Verano de Benalmádena para rendir homenaje a Mozart en su
250.º aniversario.

«El concierto fue variado, ameno y bello», resumió Juan Luis
González, director de orquesta cordobés que acompaña a la formación
en esta gira, en la presentación del concierto. El recital, que se
celebraró en el Auditorio Municipal de Benalmádena, estuvo dividido
en tres bloques. Las oberturas de "Las Bodas de Fígaro" y "La Flauta
Mágica", junto a dos composiciones de la talla de la Sinfonía número
40 y Pequeña serenata nocturna, han sido los fragmentos escogidos en
honor al genio austriaco.

Música española

«Tampoco podíamos pasar por España sin acordarnos de sus grandes
compositores, como Manuel de Falla», comentó el director en alusión
al segundo bloque, dedicado a la música española. La popular "Danza
del fuego" de "El amor brujo" y varias piezas de zarzuela integrarán
este segundo bloque.

Para cerrar la actuación, y con la intención de que al público
asistente se le quede al final del recital un inconfundible sabor a
Caribe, la orquesta abordó a algunos de los más aplaudidos autores
cubanos. "María la O", del inmortal Ernesto Lecuona, o "Cecilia
Valdés", serán los dos botones de muestra para exhibir las bondades
de la zarzuela cubana.

.



Relevant Pages