MEDICINA CUBANA: EL PPG SE EXPANDE POR EL MUNDO



LA HABANA, 16 DE AGOSTO (WORLD DATA SERVICE).- El PPG, un medicamento
cubano de gran relieve, se está comercializando actualmente en
América Latina, Europa (por primera vez en Andorra) y Australia, dijo
una fuente informativa de esta capital.

El semanario cubano Opciones informó que el producto es un suplemento
alimenticio para las personas en situaciones de especial esfuerzo, de
edad madura y avanzada, en deportistas, así como ayuda a regular
alteraciones en el metabolismo de las grasas, fundamentalmente el
colesterol.

El Policosanol, cuya marca comercial es PPG, fue creado y desarrollado
en Cuba sobre la base de la cera de la caña de azúcar y algunos
pacientes, incluso, le han otorgado beneficios para la potencia sexual
masculina, cuestión que sus fabricantes no confirman.

"El PPG ayuda a regular alteraciones en el metabolismo de las grasas,
fundamentalmente el colesterol, uno de los principales factores de
riesgo de la enfermedad esclerótica que origina complicaciones como
angina, infarto, accidentes cerebro-vasculares, entre otras, que
constituyen las primeras causas de muertes en Cuba", explicó Ivón
Fernández Rodríguez, gerente comercial de Laboratorios Dalmer,
empresa comercializadora.

Describió al médicamento, además, como "un dietético que actúa
como suplemento alimenticio para personas en edad madura y avanzada,
también en aquellas sometidas a elevadas demandas laborales o
personales, estresadas, en situaciones especiales, así como entre
deportistas de altos rendimientos y en otras situaciones de especial
esfuerzo, requerimiento o desgaste físico".

El PPG está oficialmente registrado en este país desde 1991. No
presenta contraindicaciones ni efectos desagradables ni secundarios
como sucede frecuentemente con otros productos de carácter
medicamentoso, expuso la especialista.

Fernández Rodríguez mencionó también el Vasoactol, otro producto
cubano natural, que cumple el objetivo de complementar la dieta diaria
de personas "en condiciones fisiológicas particulares, o sea de
mediana o avanzada edad o sometidas a situaciones de especial esfuerzo
o desgaste físico. Es útil además en casos con alteraciones en el
metabolismo de las grasas".

En ese sentido divulgó el Abesol, también de los laboratorios Dalmer,
el cual por el momento tiene ventas aún limitadas. Este último se
obtiene de la cera de la abeja, y es un antioxidante que contribuye a
mejorar la sintomatología de enfermedades gástricas como la úlcera,
gastrititis y empleado junto con los antinflamatorios puede disminuir
los efectos gástricos que estos últimos generan.

"Todos están avalados por una investigación científica muy sólida,
reconocida en más de 120 publicaciones a nivel internacional, que
acreditan los estudios preclínicos y clínicos realizados con estos,
los cuales por su naturaleza y registro farmacéutico ya disponen de
abundante y contrastada información farmacológica", expuso la
especialista. RL/CL

.